Modelo de carta para enviar a la comisión nacional de la Unesco:

Muy señor/a mío/a,

Le pido que la Unesco considere la plantación y el cuidado de árboles por parte de niños y niñas como una actividad educativa de suma importancia en el mundo actual y que, en consecuencia,   realice campañas a nivel mundial para fomentarla. Se trata de una actividad de altísimo valor educativo y social, que fomenta en los niños y niñas valores de respeto, amor y cuidado hacia la naturaleza y que condensa en sí muchos de los principios que inspiran la labor la Unesco.

Si tenemos en cuenta que la grave crisis medioambiental actual es, en última instancia, el resultado de una concepción errónea de la realidad según la cual las sociedades humanas pueden desarrollarse independientes de su entorno natural, un abordaje completo de dicha crisis requiere, además de soluciones técnicas y legales, sobre todo, un cambio en nuestra manera de relacionarnos con nuestro entorno natural. Requiere que pasemos de una visión de una concepción de la humanidad como algo independiente y ajeno a la naturaleza a otra concepción de humanidad y naturaleza como esencialmente interdependientes. Para superar la crisis medioambiental actual es necesario un cambio fundamental en nuestra manera de pensar y en nuestra visión del mundo. Por ello, la salida a ella se encuentra en gran parte en la educación.

Plantar un árbol y cuidarlo promueve entre los niños y niñas valores de cuidado y responsabilidad con su entorno y contribuye en gran manera a la creación de un vínculo entre estos y la naturaleza. En este sentido, plantar un árbol y cuidarlo vale equivale a muchas horas de clase o campañas institucionales sobre la necesidad de cuidad el medio ambiente.  

Por otra parte, plantar árboles es una actividad que transciende a los niños y niñas ya que sus beneficios  se extienden a toda la comunidad de la que estos forman parte: familias, pueblos, ciudades… Algunos de estos beneficios sociales son: creación de un entorno más amable, captura de CO2 de la atmósfera, fomento de actitudes sociales positivas en relación al medio ambiente, etc.  En fin, plantar árboles  vincula con el entorno no solo a los niños sino, por extensión, a toda la sociedad. 

La plantación de árboles por parte de escolares es una actividad que puede llevarse a cabo tanto en ciudades, para hacerlas más amables, como en zonas rurales, para reforestar espacios deforestados. Las especies que se utilicen deben ser autóctonas e integrarse bien en el ecosistema en el que serán plantadas. Sería una buena idea, fomentar esta actividad coincidiendo con días mundiales dedicados al medio ambiente como el 22 de abril Día de la Tierra (22 de abril), el Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio), el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía (17 de junio) o el Día Mundial del Árbol (28 de junio). En los países donde no sea necesario plantar árboles por tener ya una gran masa forestal, la actividad de plantado se puede sustituir por el apadrinamiento por parte de cada niño de un árbol ya existente.

En fin, por todos estos motivos le pido que tenga en cuenta esta propuesta y haga todo lo posible por convertirla en una realidad, de forma que plantar árboles y cuidarlos pueda llegar a ser en una actividad educativa habitual entre los niños de todo el mundo.

Agradeciéndole la atención prestada, reciba un cordial saludo,

No hay comentarios:

Publicar un comentario